LA VITAMINA C

Si tiene algún problema con sus cartílagos, articulaciones, huesos, ligamentos, vasos capilares, uñas, piel, cabellos, tejido conjuntivo, elasticidad, sistema inmunológico, o alguna otra función donde esté implicado el colágeno; por favor, lea esta información y posiblemente podrá recibir un gran beneficio.

C-COMPLEX (complejo vitamínico C)

Preparado de vitamina C en polvo, con bioflavonoides, rosa canina, y citratos -sales de  ácido cítrico-.

NECESIDADES NUTRICIONALES

Es una de las vitaminas más importantes, y sus necesidades cuantitativas son las más elevadas: varias decenas de miligramos; cuando con unos pocos miligramos o incluso fracciones de miligramos resulta suficiente, en el caso de otras vitaminas. Todos los animales son capaces de sintetizarla, salvo el hombre, el cobayo y el mono. Es la única vitamina que actúa aisladamente, sin unirse con un apoenzima para formar un enzima.

Se halla muy extendida en la naturaleza. Todos los vegetales la contienen, sobre todo los tejidos muy coloreados. Las más ricas son las frutas de reacción ácida, pues la presencia de ácido constituye un factor de estabilidad para la vitamina C.

FUNCIONES CORPORALES

Durante mucho tiempo sólo se consideró a la vitamina C como la vitamina antiescorbútica y anti-infecciosa. Sin embargo, es también antioxidante, y participa en la protección de los ácidos grasos poliinsaturados, de la membrana celular. Desempeña un papel de primer orden en la síntesis del colágeno (proteína que constituye las fibras del tejido conjuntivo) y participa en la formación y el mantenimiento de todos los tejidos en los que el colágeno se halla implicado: los cartílagos, los ligamentos, las paredes de los vasos sanguíneos (sobre todo los capilares), los huesos, los dientes, el cabello, etc.

APLICACIONES

Las necesidades dependen mucho de la actividad, hábitos alimenticios, contaminación o estrés, a los que se ven sometidas las personas. En condiciones normales, una dosis de 40 a 50 mg. diarios sería suficiente para prevenir el escorbuto, no obstante esto sería una mínima medida preventiva y cualquier alteración, física o psíquica, de la vida normal, nos dejaría carentes de este elemento imprescindible para la vida.

Para poner un ejemplo de necesidades, respecto a la vitamina C, veamos el caso de la cabra montesa:

Suele pesar un promedio de unos 25 a 30 kilos y sintetiza diariamente 8 gramos de vitamina C, aproximadamente. Si pasamos esta analogía al ser humano podemos calcular que una persona sometida a ejercicio, estrés, contaminación ambiental y alimentos procesados o desnaturalizados, con un peso medio de 75 kilos aproximadamente, necesitaría tres veces más, es decir, unos 24 gramos diarios de vitamina C, que debería ingerir de forma suplementaria debido a que no podemos sintetizarla.

No obstante, se ha comprobado por los estudios del premio Nóbel Linus Pauling, que con el 50% de dicha dosis sería suficiente para mantener un óptimo estado de nutrición y salud, viviendo en condiciones normales. El premiado científico, demostró el beneficio terapéutico natural, de dicha vitamina, administrando de 25 a 30 gramos diarios a los enfermos de cáncer, con un porcentaje de éxito, en muchos casos, muy superior al de cualquier tratamiento médico conocido en la actualidad, y sin el inconveniente de los temidos efectos secundarios.

Los bioflavonoides, se encuentran en la parte blanca de la corteza de todos los cítricos, llamados también vitamina C2, y son fundamentales para la elasticidad capilar y prevención o corrección de hemorragias, entre otras diversas propiedades.

Los citratos, como por ejemplo el de magnesio, son preparados muy asimilables, en combinación con la vitamina C, con lo cual se estimula la función de limpieza arterial y cardiovascular, además de facilitar la normalización del trabajo de ósmosis y metabolización, que realizan las membranas de todas las células de nuestro cuerpo, favoreciendo la utilización del calcio y coadyuvando en la normalización de los problemas cardíacos, circulatorios, nutricionales, hepático-renales, nerviosos y degenerativos.

Recomendaciones: 

* En caso de anemia ferropénica, tan frecuente en chicas jóvenes, se puede ayudar a su normalización, o corrección, con un complejo multimineral rico en hierro, que se absorbe mejor si se toma junto con vitamina C.

* Véanse trabajos de Linus Pauling y Matthias Rath, sobre la solución de la enfermedad cardiovascular y otras publicaciones sobre el uso de la vitamina C, por dichos autores.

Ubicacion

Datos Postales

  • Onairos Business Health
  • 45.565.449B
  • Avd. de la Unesco, 6 4ºC
  • 03202 Elche Alicante
  • 965 700 134
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.