HIDROTERAPIA DEL COLON Y LAVADO INTESTINAL

Los mejores especialistas del mundo, expertos en desintoxicación e hidroterapia del colon han comprobado por siglos las bondades de esta práctica sencilla.

Desde la más recóndita antigüedad hasta las últimas tribus salvajes existentes en el planeta, la práctica del lavado intestinal, en caso de estreñimiento, indigestiones, intoxicación, patologías infecciosas, degenerativas y problemas similares, ha sido una práctica común en cada región, con sus respectivos utensilios más ó menos rudimentarios. 

 

Hoy en día, con los prácticos irrigadores para lavativas, de unos 2 litros de capacidad, que se encuentran fácilmente en farmacias, y con la alta tecnología de los aparatos que existen, a nivel clínico, para la práctica de la hidroterapia del colon (imprescindible en casos de alteraciones crónicas de la salud), se consiguen resultados muy beneficiosos, tanto para la desintoxicación como para la eliminación de patologías y molestias permanentes que han sido, en muchos casos, causa de verdaderos martirios para infinidad de personas, al desconocer que las raíces de la mayor parte de las enfermedades se encuentran arraigadas en las putrefacciones del tracto digestivo, acumuladas y adheridas, a lo largo de toda la vida, en la mucosa, divertículos, y dilataciones intestinales. 

Toda persona debe saber que la mucosa del colon (intestino grueso) necesita estar perfectamente limpia y con una flora intestinal saprófita (natural, no patógena) que permita la perfecta absorción de los líquidos sobrantes del aparato digestivo, para ser filtrados y eliminados correctamente por los diferentes emuntorios. En caso contrario, es decir, si la flora intestinal está alterada, tanto por la herencia genética como por el uso habitual de alimentos refinados, carentes de fibra, y alimentos con excesiva carga tóxica, (sean de origen animal, lácteos, o diversos aditivos), entonces deberíamos tener en cuenta las advertencias de los mejores especialistas en la materia a nivel mundial, que en paralelo con la explicación científica de uno de nuestros asesores, el Dr. Trino Soriano, nos indican que “la capa alquitranada, cargada de bacterias y parásitos patógenos, que se habrá ido formando en el colon, por causa de los mencionados alimentos procesados, tóxicos, y refinados, será de tan elevado nivel nocivo que el organismo se estará intoxicando continuamente, alterando el plasma sanguíneo, e impregnando de desechos putrefactos los diferentes tejidos orgánicos; con lo cual, el ser humano llega a desarrollar procesos patológicos de manera irremediable, siendo la gravedad y localización del padecimiento directamente proporcional al nivel de toxinas acumuladas en la mucosa intestinal, y a los órganos mas susceptibles de ser alterados, dependiendo, por supuesto, de la predisposición genética. Por lo cual, si persiste esta situación, resulta imposible normalizar ninguna patología que se padezca, por muchos tratamientos paliativos ó sintomáticos que se utilicen; y aunque en algunas ocasiones se pudieran normalizar los síntomas, jamás se corregirían las causas, quedando condenado el enfermo a padecer enfermedades repetitivas de diversa localización, provocadas siempre por la causa primaria, es decir, la intoxicación intestinal, incluso aunque el intestino parezca que funciona con regularidad”.  

Es por ello, que resulta imprescindible la Hidroterapia del Colon, junto con un régimen de vida ecológico, integral, y compatible, para volver a sanear las raíces de la salud y recuperar la normalidad, al grado que lo permita la cronicidad del problema y la genética individual.  

No obstante, en el caso de que una persona haya sufrido tratamientos invasivos del colon ó cirugía del mismo, solo un buen profesional en la materia debería valorar, hasta que grado es conveniente ó inconveniente la práctica de esta hidroterapia interna. Sin embargo, y teniendo en cuenta la buena receptividad del organismo humano a esta técnica elemental, y la necesidad que tenemos de conocer bien esta ayuda prioritaria e imprescindible, es importante que todos entendamos en qué consisten las mencionadas prácticas de salud. 

LA PRÁCTICA DE LA HIDROTERAPIA DEL COLON

Para aplicar en casa, de manera sencilla, inocua y natural, la hidroterapia del colon, deberá usar un irrigador de unos 2 litros de capacidad, donde se introduce el agua de manantial (libre de sustancias químicas, cloro, flúor, etc., nunca destilada, ni hervida; si hay dudas sobre su contaminación se puede usar agua de manantial garantizada, o filtrar por ósmosis inversa, y ozonizar el agua durante 5 minutos, antes de efectuar la irrigación.), y una vez preparada el agua de manantial se le añade otro elemento complementario para conseguir en el lavado los efectos deseados. En unos casos, según necesidades, se añade zumo de limón, otras veces yogur, o fermentos lácticos, o bien una cucharada de arcilla fina en polvo, o de bicarbonato sódico, también agua de mar oceánica hipertónica o isotónica, zumo de aloe vera, infusiones ó cocimientos de plantas, café diluido, etc.  

Para aplicar este tipo de lavativa de forma natural, solo tiene que acostarse en el suelo, sobre toalla o manta, o en una camilla o tumbona, y encoger las piernas cómodamente, introduciendo la cánula del irrigador por el ano, debidamente suavizada con aceite, abriendo el dispositivo del paso de agua y permitiendo que el líquido entre suavemente por su intestino. También puede aplicar un ligero masaje, en el bajo vientre, desde su izquierda hacia su derecha para favorecer la entrada del líquido. Si tiene gases ó se le sale el líquido, debido a la obstrucción de los residuos intestinales, o al aire, evacue las heces, sentándose a defecar, y vuelva a comenzar la práctica. Después, una vez conseguida la introducción completa del líquido contenido en el irrigador, reténgalo en el interior unos minutos ó un instante, según su capacidad de aguante, haciendo suaves percusiones vibratorias, y masajeando posteriormente de manera flexible y armoniosa, desde la zona derecha del abdomen hasta la izquierda, para facilitar el enjuague de la tripa del colon, y la evacuación del líquido, con el resto de las heces. 

Normalmente el líquido de la lavativa deberá estar a la temperatura ambiente, aunque en casos de abundantes adherencias fecales en los divertículos intestinales, ó estreñimiento con heces endurecidas por días, meses o años, que es lo más frecuente, deberá usarse la irrigación con una temperatura templada, que puede llegar hasta los 37º (temperatura corporal normal), o 38º, con lo que se facilita el ablandamiento de los residuos adheridos o incrustados. 

 

EL COLEMA

Si quiere realizar una lavativa más prolongada y eficaz deberá usar un depósito de líquido de más capacidad (con 8, 10, 12 o más litros), colocándose acostado boca arriba, en una camilla ó tablero, con una cuña anal, para que el sobrante del agua que rebose progresivamente por vía rectal, caiga al depósito de la cuña ó por el tubo de la misma al desagüe. Lo puede prolongar el tiempo que sea necesario, hasta el vaciado completo del depósito, siguiendo las anteriores indicaciones prácticas. 

EL COLÓNICO. La irrigación mecánica del colon.

Cuando por diversas circunstancias personales resulta imposible realizar en casa el lavado intestinal, mediante el uso de irrigador o colema, deberá utilizarse la Hidroterapia del Colon con aparato mecánico, que conecta directamente con el depósito de líquido, efectuándose repetidamente el llenado y vaciado del colon de forma automática, produciéndose la irrigación del agua con presión inducida, y aplicando un ligero masaje abdominal, para facilitar el desprendimiento de las adherencias fecales, impregnadas en la mucosa intestinal; a la vez que se favorece convenientemente la regeneración de la flora intestinal, gracias al aporte de los fermentos digestivos diluidos en el agua, junto con un régimen nutricional ecológico, e integral, bien compatibilizado, y libre de alimentos de carga tóxica. 

La Hidroterapia del Colon, en sus diversas facetas, es una práctica no solo recomendable, sino muy necesaria, para todas las personas que han vivido y comido, por años, a base de comida “rápida”, refinada, con aditivos químicos, o procesada, como normalmente lo hace la actual sociedad de consumo. 

El acumular residuos putrefactos en el colon, por causa de los alimentos refinados o procesados, faltos de fibra y vitalidad, junto con grasas saturadas, y cargados de aditivos químicos, no es una práctica inocua, sino una peligrosa bomba de relojería que en cualquier momento propicio puede eclosionar, potenciando todo tipo de enfermedades crónicas o malignas, debido a la filtración y absorción de los venenos acumulados en el colon, que pasan al resto del organismo, elevando peligrosamente el nivel de toxinas, junto con la acidificación del pH de la sangre, a la vez que se entorpece la asimilación de nutrientes vitales para el organismo humano. Y como la investigación médico-biológica ha comprobado, a lo largo del último siglo, para desarrollar enfermedades malignas solo necesitamos mantener, por tiempo prolongado, un pH ácido, en la sangre, junto con exceso de toxinas y falta de oxígeno. Esta es la “causa primaria del cáncer” (según Otto Heinrich Warburg. 1883-1970. Premio Nóbel). 

RECUERDE: “Para contrarrestar la mayor parte de los procesos patológicos, que afectan generalmente a la humanidad desinformada y contaminada, se recomiendan entre 8 y 12 sesiones de Hidroterapia del Colon, a fin de completar un circuito básico de desintoxicación intestinal, repitiendo la sesión entre 1 y 3 veces por semana, según las necesidades individuales.” 

Las personas, en general, y sobre todo si han padecido pereza intestinal o estreñimiento crónico deberían repetir este circuito desintoxicante cada 4 o 6 meses, hasta conseguir un desprendimiento y excreción total de los residuos alquitranados e impregnados en la mucosa intestinal, e incluso petrificados, que habitualmente se acumulan en el colon, junto con colonias de parásitos, derivados de la putrefacción, que se incuban en el intestino grueso y se extienden, según la predisposición individual, a diferentes órganos del cuerpo humano. Además, debemos destacar que en los procesos infecciosos, y como estrategia preventiva, es recomendable el uso de agua recién ozonizada.  

Una vez completado el proceso, y llevada a cabo la regeneración de la mucosa intestinal, y flora bacteriana, mediante la alimentación biológica, y la complementación nutricional, solo es cuestión de mantener la calidad de dicha flora, al igual que se hace con un cultivo biológico vegetal. Al fin y al cabo, estamos hablando de procesos biológicos idénticos. En la naturaleza está todo inventado y regulado con equilibrio y perfección. Los procesos de la vida solo se desequilibran cuando se interfiere en ellos de manera traumática, contaminante, o artificial, alterando su medio ambiente natural. 

Es importante aclarar, llegado este punto, que después de una correcta limpieza del intestino y regeneración de la flora intestinal, siempre es necesario efectuar la depuración de los diferentes tejidos de filtración y regulación que mantienen las funciones fisiológicas normales del organismo, como son el hígado, riñones, pulmones, conductos arteriales, venosos, linfáticos, etc. Tras lo cual, la persona afectada, podrá comprobar en la mayoría de los casos, cómo sus anteriores enfermedades catalogadas como incurables por la sanidad mecanicista, producen una evolución regresiva hacia fases de salud más normales con un aumento evidente de la vitalidad y la calidad de vida.  

Evidentemente, siempre van a existir casos que no resulten curables o mejorables, pero nunca será porque las técnicas biológicas de limpieza intestinal y orgánica que mencionamos no funcionen, sino porque el organismo afectado por la intoxicación crónica, y por tratamientos farmacológicos, quimioterápicos, radiológicos, o quirúrgicos, ha quedado incapacitado para realizar su proceso natural de regeneración orgánica. 

 

INDICACIONES MÁS FRECUENTES DE LA HIDROTERAPIA MECÁNICA DE COLON 

- Estreñimiento. - Pereza intestinal. - Colon irritable. - Diverticulitis. - Colitis. - Mega-colon. - Enfermedad de Chron. - Infecciones gastrointestinales. - Paralización intestinal. - Parásitos. - Gastritis, alitosis. - Cadidiasis. Micosis. - Obesidad. - Litiasis biliar. - Insuficiencia hepática. - Litiasis renal. - Insuficiencia renal. - Hipertensión. - Intoxicaciones diversas. - Alergias muy diversas. - Asma. Problemas de las vías respiratorias. - Problemas inmunológicos. - Enfermedades del sistema nervioso. - Problemas psiquiátricos. - Problemas del aparato circulatorio. - Problemas del sistema linfático. - Enfermedades degenerativas en general.

LA TALASOTERAPIA DEL COLON 

El usar agua marina, en sus diferentes diluciones, para la Hidroterapia del Colon, es un medio altamente revitalizador y regenerador, para todos los problemas de las mucosas intestinales y para mejorar la calidad del resto de los tejidos del cuerpo humano, enriqueciendo su hidratación, a la vez que se remineraliza y equilibra el pH del plasma, lo que ayuda a mantener la normalidad de la vida celular en todo el organismo. 

La utilización de la Hidroterapia del Colon, en sus diferentes acepciones, es de uso habitual y recomendado en las principales clínicas de reposo, desintoxicación y medicina natural de Alemania y Suiza, pudiendo cubrir estos gastos la contratación de diversos seguros de salud. 

Teniendo en cuenta el poder de absorción que tiene la mucosa del colon, cuyas células especializadas tienen la facultad de regular todo el líquido sobrante de la digestión, podemos entender, por tanto, la importancia que tiene, al practicar de esta hidroterapia colónica, el uso de agua oceánica diluida a la isotonía o directamente hipertónica, dependiendo de las necesidades del individuo. Sobre todo, conociendo como su riqueza en iones y trazas minerales es capaz, a nivel vibratorio y vital, de regular los procesos fisiológicos de la mucosa del intestino, previniendo multitud de procesos patológicos, efectuando una acción antiinflamatoria y antiespasmódica, fortaleciendo el sistema inmunitario, equilibrando los procesos digestivo-endocrinos, y aportando un magnífico equilibrio de micro-nutrientes, gracias al poder selectivo de absorción de la mucosa intestinal, y a su conexión con el sistema linfático y la vena porta.  

El Dr. Trino Soriano nos recomienda que “en el caso de usar directamente agua marina, ésta se debe mezclar con el agua de manantial, en la proporción de 1 parte de agua de mar por 2 o 3 partes de agua de manantial, aunque no hay ningún inconveniente en irrigar el agua de mar directamente, sobre todo en personas sanas, que no padezcan hipertensión, problemas renales, u otras patologías complejas. En caso de necesidad, se puede recoger directamente el agua de mar, solo cuando la marea está alta, recibiendo los impulsos energéticos de alta mar, en zonas no contaminadas, lo más lejos posible de zonas industriales o habitadas, tras lo cual debe ser colada cuidadosamente con un colador de filtro extremadamente fino, pudiendo ser guardada en botellas herméticas de cristal, en frigorífico, por un máximo de 2 o 3 días, y exponiéndola directamente al sol unos 20 minutos, antes de su uso. No obstante, la alternativa más segura y recomendable es la utilización de agua de mar oceánica embotellada, filtrada, y envasada en un laboratorio especializado; teniendo en cuenta, en esta última opción, que la mejor alternativa es que los envasadores reciban el agua, extraída por la empresa especializada de zonas oceánicas relacionadas con los “puntos Quinton”, es decir zonas de concentración energético-magnética (puntos acupunturales geológicos), donde el flujo del canal energético terrestre es tan fuerte que mantiene el agua oceánica en su mayor estado de pureza, y con la máxima energía nutritivo-terapéutica, para beneficio del ser humano que esté instruido en el uso de este recurso gratuito para salud”. 

Recuerde siempre este principio biológico: “La memoria genética de la célula humana, reconoce perfectamente su afinidad con el plasma marino, como su elemento o medio de vida original, e ideal, lo que facilita los procesos naturales de desintoxicación y recuperación de la salud”.  

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS.

* Texto paralelo al publicado en el libro “Las Bases Biológicas de la Salud” del profesor Dr. Trino Soriano. *Para ampliar información sobre las diversas técnicas, y prácticas biológicas aplicadas al mantenimiento y recuperación de la salud, consulte el libro indicado. 

*Para más información sobre Hidroterapia del Colon, véanse las siguientes autoridades mundiales: 

- Dr. Medsker and Bekki Medsker. - Dr. George Mannier-Shraer. - Dr. Norman W. Walker. - Dr. Norbert Scholz, Kai Lehr und Daniel Heribert. - Dr. Bernard Jensen. - Dr. M. Siewert. (Asoc. Internacional de Colónicos.) - Prof. Manfred A. Ullrich.

Ubicacion

Datos Postales

  • Onairos Business Health
  • 45.565.449B
  • Avd. de la Unesco, 6 4ºC
  • 03202 Elche Alicante
  • 965 700 134
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.